lunes, 15 de junio de 2009

Perras

Siempre he dicho que un esclavo es un objeto humano. También soy de la opinión de que no se le debe encasillar en una sola tarea. Es decir no dedicarlo de forma exclusiva a ser mueble, felpudo, sirviente, etc. Creo que si bien se le pueden asignar tareas especificas de acuerdo a sus talentos, se tiene la obligación por parte de su dueño y de el mismo como esclavo el aprender cosas nuevas y ser capaz de servir a su dueño en muchas tareas diferentes.
También en caso del gusto de muchos esclavos por convertirse de forma permanente en autenticas mascotas (perros, gatos, cerdos, etc, ) de sus dueños o de estos en convertir a sus esclavos en auténticos animales. En lo personal no comulgo con estas formas de pensar.

Una cosa es el morbo, el juego, la perversión y otra el transformar algo que naturalmente no se es.
Todo lo anterior viene al caso porque entre las cosas que disfruto mucho es el jugar con mi esclava lila a que es mi perra.
El sábado creí prudente el que Sandy aprenda dicho juego.
La mejor forma de entrenarla fue el que aprendiera de lila. Para esto les comunique que durante todo el día o hasta que yo lo decidiera serian una autenticas peritas. Para eso uní sus collares mediante una cadena de un metro y medio de largo así como sus cinturas con una cuerda del mismo largo aproximadamente.
Antes de continuar debo aclarar que cuando hacemos este tipo de práctica como decía al principio no olvido que son objetos humanos. Esto viene al caso ya que muchos en este tipo de juego acostumbran dar a sus esclavos alimento para perros ya sean croquetas o bien alimentos caninos o gatunos en lata. Hay que recordar que como dueños tenemos la obligación de cuidar de la integridad de los esclavos. Esta comida no es apta para humanos. Debe ponerse en el tazón alimento propio para humanos, como sopas, pedazos de carne, verduras etc.
Continuo… pues rodilleras en las rodillas de ambas y envolví sus manos con trapos y cintas con el objeto de que no puedan tomar nada con ellas (después de todo una perra solo puede tomar cosas con el hocico).

Una perra no va vestida ( me molesta que les pongan vestidos a los animales) por tanto cuando jugamos a esto solo visten su collar, en ocasiones una plug anal con forma de cola y si acaso como adorno alguna moño en el pelo.
En esta ocasión por ser la primera vez que jugaríamos a esto con Sandy, no hubo nada más que el collar.
Le di instrucciones a las dos. Lila las conoce bien:
Tienen que andar en todo momento a 4 patas. Si desean pueden echarse, o sentarse como perras, si tienen sed deben tomar agua del tazón exclusivamente con la boca. En caso de necesitar ir al servicio deben llamar mi atención para que las saque y hacer sus necesidades donde yo les diga pero como lo hacen las autenticas perras. No pueden hablar, solo ladrar o gemir. Si les ordeno que me traigan algo deben hacerlo con la boca, y de igual forma en caso de que les pida hagan alguna gracia como sentarse, rodarse, echarse deben hacerlo.
En el caso de que tengan deseo sexual ya sea porque estén excitadas, por si mismas o por que su ama las haya puesto ene se estado, o bien que su ama les pida que se satisfagan, deberán hacerlo frotándose exclusivamente en la pierna de su dueña, o bien en algún mueble. Pueden lamerse, morderse, luchar si lo desean.
Una vez dadas is instrucciones pues empezamos el juego. Fue un sábado divertido para todas, Hubo que corregir a Sandy varias veces sobre todo porque se olvidaba de no hablar. Por todo lo demás fue muy buena práctica. Ya transformadas en esclavas para cenar comentamos la experiencia y coincidimos que fue gratificante para todas. Habrá que extenderla a todo un fin de semana quizás en algún lugar donde puedan estar también al aire libre, pero con privacidad.

Me encantara sacarlas a pasear y caminar con ellas por algún prado o en el campo una a cada lado mío.
AMANDA
Domina.

3 comentarios:

Señor Beritt dijo...

Muy interesante y sensual blog. Lo sigo. El Señor Beritt.

jjadde, seda negra de Gor dijo...

nada mas rico que el dogtraining,,,lejos muy, muy exitante.....


un beso para el Ama y sus posesiones...sus bellas perritas...

BELMAR dijo...


Estimada Amanda: Ya me he enterado que ya no son dos, sino tres. Un abrazo para tí y para tus amantes.