viernes, 12 de septiembre de 2008

Abriendo Puertas


"...realmente esa capacidad para el placer es lo que os pierde. No se puede ser capaz de sentir tanto placer y seguir como si nada. La sumisión es el camino que te ha enseñado a gozar de tu cuerpo al liberarlo de prejuicios. Si en cada prueba que pasas tienes esos resultados creo que nunca podrás volver atrás: siempre querrás mirar qué hay detrás de la próxima puerta...¿Y quién no en tú lugar?"

Estas palabras de Danton Maltes a lila en uno de sus post de su blog, me han hecho pensar sobre algunas cosas.
Por un lado que mi lado Dominante me impulsa como parte del dominio ejercido a provocar esa liberación de prejuicios de lila. A hacerla más libre mientras mas se entrega. Me eleva el Ego, me da satisfacción y también placer, ser ese motor que la mueve a nuevos retos, a nuevos espacios y nuevas vivencias.
Esa es la parte placentera de mi parte Dominante, que junto a la complicidad en este tipo de acciones, juegos y practicas de ambas partes (lila y mia) me, o mas bien NOS proporciona momentos verdaderamente lúdicos y satisfactorios. No es solo sexo. Es todo aquello que nos rodea en este ambiente. Los amigos, las experiencias, los momentos buenos y malos y tantas otras cosas que se dan en este ambito y que nos han permitido conocer ese lado desconocido pero rico en impresiones y experiencias.

La parte menos fácil para mi como dominante es la preocupación de saber que cada puerta que se abre como dice el buen amigo Danton nos lleva cada vez mas a un camino sin retorno, al deseo de ver que hay detrás de la siguiente puerta. Y el no saber que habrá detrás, que encontraremos, esto siempre es causa de preocupación.

Hemos descubierto juntas cosas de ambas que desconocíamos no solo una de la otra si no incluso de nosotras mismas. Al abrir puertas nos hemos encontrado muchas veces con un espejo que nos refleja cosas de nosotras mismas que desconocíamos y que nos hace enfrentarnos a aceptarnos y aceptar muchas cosas que nunca imaginamos. Conforme se avanza me doy cuenta que cada vez es mas fácil abrir la siguiente puerta pero que de igual forma cada puerta abierta nos demanda mas entrega a ambas. Más comprensión, mas entereza, para dejar de lado atavismos que como toda persona traemos, muchos incluso de generaciones.
Hay cosas que toman nuevas dimensiones, valores que se modifican sin desaparecer, conceptos que cambian y que la mayor parte de las personas no entendería.
Parte del placer esta en esa emoción de no saber que pasara al abrir otra puerta. Normalmente tampoco somos temerarias, lo hablamos lo discutimos, lo consultamos, tratamos de evaluar los riesgos, hablamos de lo que paso antes, durante y después de abrir dichas puertas, etc. Esas experiencias nos hacen aunque suene repetitiva el conocernos mejor, el aceptarnos de forma mas amplia, nos permiten cada vez mas poder disfrutar de mas cosas y de forma mas conciente. Nos volvemos creo yo mas plenas.

AMANDA

Domina

2 comentarios:

jade{LB} dijo...

En este tipo de relaciones como en cualquier otra... el tiempo y la experiencia nos demanda cambio y avance, porque de lo contrario se podría caer en el estancamiento y fin de dicha relación... que cada vez se exija y sienta mayor compromiso y responsabilidad es lógico, pero afortunadamente cada vez se es mas sabio y por lo tanto, se está mas que preparado para seguir por ese camino junt@s, aciertos, errores, todo forma parte del mismo sendero de crecimiento y aprendizaje, así que a seguir por el, disfrutando y aprendiendo una de la otra ;)

Un beso

Milagros Sánchez dijo...

Pasando a disfrutar de este bello espacio y como siempre dejándoles nuestro cariño más sincero para las dos.
Besos multicolores y que sigan haciendo nuevos progresos.