viernes, 1 de agosto de 2008

Observando


Quiero tocar un tema que puede ser muy vanal, pero que me ha puesto a pensar en eso después de una sesión con lila.
Me refiero al poder observar y disfrutar de los cambios físicos que se producen en la pareja cuando la llevamos al climax. Había sentido en nuestra relación de pareja como cuando su excitación iba en aumento surgían ciertos detalles y actitudes en su persona. Ciertos ruidos, ciertas expresiones, el oírla gemir, etc. Pero nunca (la razón es sencilla de imaginar) había observado detenidamente este proceso. En los momentos de pasión o mas abiertamente dicho de las relaciones sexuales, una como pareja se involucra también y es imposible el poder observar este tipo de comportamiento.

En días pasados, se juntaron el hambre con las ganas de comer. Nos levantamos y nos dedicamos a hacer un poco de limpieza en la casa.
El caso es que me provoca, el provocarla.
Algo que no es muy de su agrado es que la toque al pasar. Le molesta que cuando pase le toque el trasero o le diga cosas provocativas como que esta bella, que se me antoja, etc. Pero el que no le guste, no es porque no lo disfrute. Me explico mejor. Hay cosas que le dan corte, por eso no le gusta, pero después de una mañana de este tratamiento pues sus hormonas se elevan jajaja..
Después de comer y siendo la ociosidad madre de las buenas ideas, se me ocurrió el que sería bueno darle una recompensa.
Lo primero fue atarla a la silla de tal forma que quedara abierta ante su ama, Tobillos a las patas trasera de la silla, manos en la parte de atrás del respaldo. Una Ball Gag. Y el cuadro empezaba a componerse.
Una serie de caricias, apretones, pequeños mordiscos, besos la puso a punto de turrón.
Un vibrador de CR fue introducido en su coñito ya mojado
Al final vinieron una par de pinzas japonesas que unidas por una cadenita adornaron sus pechos. La cadenita fue atada a un cordel que me permitía tirar de ella desde el sillón en que me coloque frente a ella.

Fue muy interesante el poder jugar de forma muy fría (dentro de lo que cabe) con el placer de lila.
Experimente varias cosas desde acercarme a ella y mostrarle lo que me excitaba, acercar mi piel a la de ella, tocarla, etc.
Me coloque de tal forma que pudiera yo observarla cómodamente, pero que ella pudiera ver claramente el mando del CR en mis manos.
Jugué con el aparatito y la expectación de lila. El encenderlo, el apagarlo, el cambiar la velocidad, etc
Varias veces la lleve al punto de casi…. Un tiro de la cadenita ayudaba a bajar la temperatura.
Nuevamente empezar y ver, observar como el placer puede transformar a las personas. Expresiones faciales, miradas, movimientos involuntarios, coloraciones de la piel, olores, ruidos, gemidos, temblores.
Sentimientos encontrados que pueden deducirse.
Un momento los ojos dicen: ¡que acabe!, ¡para ya!, al siguiente, ¡sigue!, ¡más!, ¡Así.!
Y por ultimo, el gran final donde materialmente el mundo se borra, donde ya nada importa, donde los músculos se tensan, donde el grito apagado por la mordaza libera una energía no imaginada, donde se desbordan los nectares, donde por momentos se esta en el limbo, ese lugar que no es cielo ni es infierno si no ambas cosas a la vez.
La calma vuelve. El cuerpo se relaja, y se abandona a un estado de paz, de tranquilidad.

Quito la mordaza, le dejo tomar aire, le beso….

Le enseño el mando y dice espera un minuto…

La espero…le dejo un momento sola…
Regreso… le quito las amarras. Su vagina me demuestra que esta aun sensible al roce cuando retiro el vibrador. Le ayudo a ponerse de pie… la llevo a la recamara.
Necesito amarla, que me ame, quiero hacerle el amor… Cierro la puerta…

Ya en calma escribiendo esto, me doy cuenta que nunca había observado con detenimiento un orgasmo de lila. Fue muy instructivo, muy no se como decir interesante, morboso, no se…
Pero hay algo que también aprendí de esta experiencia. Me gusto observarla, me excito me salio lo vouyer, pero lo más interesante es que independientemente de eso, me gustaron más, disfrute mas sentir sus orgasmos, cuando mas tarde nos hicimos el amor.
Mi corazón para ti lila, mi amor.
AMANDA

Domina

11 comentarios:

FRONK dijo...

Plenitud de sensaciones y emociones acompañan tu escrito, nos dejas entrar, observar, ver, disfrutar e imaginar a lila, atada, amarrada, inmovil, silenciada, expuesta, a tus deseos, a tu voyeurismo, obligada a ceder, a mostrarse ante ti, humeda e impregnada de jugos, esos jugos y esos juegos, que te colman, y te hacen desear poseerla, y amarla.

Besos para las dos.

jade{LB} dijo...

A mi vuelta de las vacaciones (pocas por desgracia :P) me encuentro con este bello e intenso post a partes iguales... verdaderamente tiene que ser toda una experiencia observar la llegada y desenlace del orgasmo en la persona amada sobre todo... personalmente, y tras mi primera experiencia con una mujer hace casi un mes, me quedé cautivada por su expresión y liberación llegado el momento, en verdad, me quedé prendada observando, y fue un punto mas en positivo de dicha experiencia (no detallo mas que para eso esta mi blog que lo tenéis algo abandonadito ¿eh? tirón de orejas para ambas :P)

Un beso y enhorabuena por cierto premio en cierta Torre... ;)

Esclavo de OBSSESION dijo...

La verdad me encanto su blog, tanto buen gusto en sus comentarios, sus imágenes, su producción en espacios, y colores tan bien homogeneizados.
Fue un placer haberla conocido a trabes de este, me tomo el atrevimiento de agregarla en mi lista de Blogs..
Un gran beso
Hernán
Argentina

monah{Rk} dijo...

Me encanta la ternura que derrochas en este post ;)

Y, personalmente, soy partidaria de observar Su orgasmo... creo que no hay nada mejor en el mundo que comprobar el efecto que tienes en tu pareja, y qué mejor forma que ver cómo se corre ;)

Un beso a las dos

Tarha dijo...

Cierto es que en ocasiones uno se pierde de disfrutar de ciertas emociones,por eso si que es bueno el de vez en cuando guardar cierta distancia y tomarnos nuestro tiempo para disfrutar.Es algo asi como visitar un museo,si te limitas a pasar de sala en sala,te pierdes muchos matices que se esconden entre las pinceladas de los cuadros.
A y en mi blog hay algo para ti.Besos.
Tarha

Anónimo dijo...

Gracias por hecernos participes de tus reflexiones y vcivencias, intensas, provocadoras, vivas, energicas. Sensaciones que nos llegan.

En ellas nos das una visión muy cercana de tu personalidad.

Respetos hacia tí.

McQ

Dusty Photographer dijo...

Es un placer poder leerte, que compartas con todos esas sensaciones y emociones vividas, esos retales de cada una.

Mis respetos

thai dijo...

Que bonito, observar, deberíamos todos pararnos a observar, y es cierto que se aprecian mas las cosas, se hacen mas intensas,

Que bonita esa forma de amar a Lila y la forma de amarte a ti.

Un abrazo enorme.

Dantonmaltes dijo...

Me gusta esa afición de entomóloga: es de observar al objeto de nuestros deseos como más se aprende y es el mejor estímulo para seguir maquinando. Un beso

JEZABEL dijo...

Vaya por Dios, se me hizo tarde hoy para comentar este post. Mañana lo haré tranquila, pero... no había pensado yo en esa "posición" de observadora, aunque creo que Él (el Eterno Aspirante, tendré que llamarlo, a Amo), Él creo que sí. Me alegra poder decir que va teniendo ideas muy interesantes.

De todos modos, he de admitir, y a eso venía, que es un post muy sugestivo. Pero mucho... :$

Un beso con todo mi respeto de sumisa a medio hacer y con el trabajito de hacer mi Amo de un hombre sin que ÉL mismo se de cuenta de que lo va siendo, que ya es tarea psicológica complicadilla.

Abrazos a ambas, las dos mujeres más encantadoras de este mundo bloguero,

Jezabel.

JEZABEL dijo...

Y aunque han sido tres días después, vengo a decir que lo que más me impresionó y me emocionó fué la última frase del post.

Simplemente maravillosa.

Besos,

Jezabel.