lunes, 18 de mayo de 2009

Nuevos Retos


Nuevos objetivos, nuevas fantasías, nuevas expectativas, nuevos retos.
Cierto que tengo la suerte de que ambas sean dos maravillosas esclavas, que estan dispuestas a complacer a su Dueña. Pero la sola voluntad de su dueña o de ellas no basta. Hay que trabajar para lograr lo que deseo.
No me gusta mucho el termino de hermanas. No deseo que sean hermanas. Deseo que las dos se complementen y tengan esa meta común de complacerme. No importa en un momento dado, si como dicen coloquialmente solo se mastican pero no se tragan. Lo importante es que se conjunten para buscar el bienestar de su Dueña.
Afortunadamente veo que se llevan bien y espero que no haya ningún problema más allá de pequeños detalles que siempre se darán cuando las personas conviven tan estrechamente.

Por lo pronto ya hay varias directrices nuevas en su actuar y una que considero importante es que como decía, su fin primordial debe ser el de complacerme, entonces las dos son responsables en un momento dado si esto no ocurre. Si La dueña no es complacida las dos serán igualmente responsables de ello, así como en el caso contrario las dos tendrán el mismo merito. Esto por supuesto no quiere decir que soy tan inocente como para no tratar de vigilar que cada una cumpla con sus tareas. Cada una tiene una responsabilidad individual pero al mismo tiempo la tiene en conjunto con la otra. Cada una tiene la tarea de enseñar a la otra en sus habilidades, en sus destrezas, etc. Hasta el punto de que yo no note ninguna diferencia en algún servicio sin importar cual de las dos me lo proporciona. Ambas deberán estar al pendiente una de la otra y cuidarse entre ellas. Después de todo ambas son Mi propiedad y las dos tienen el deber de cuidar lo mío. Esto demanda por supuesto también un trabajo intenso de mi parte y la sensibilidad necesaria para no tener un clon de la otra. Cada una tiene algo que la hace deseable y especial a mis ojos y eso es necesario que lo conserve. Como un ejemplo: no deseo que lila pierda ese encanto que la hace ponerse sonrojada por su pudor natural. Ni tampoco que sandy pierda ese miedo al dolor que hace tan valiosa su entrega cuando la uso para satisfacer mi lado sádico.
¡¡¡Empezamos!!!

AMANDA

Domina

2 comentarios:

Dantonmaltes dijo...

Me parece un buen planteamiento. Te deseo lo mejor.

monah{Rk} dijo...

Vaya, tanto tiempo desconectada y acabo de enterarme de que tienes una nueva esclava... espero que todo vaya bien, entre ellas y para contigo, su Dueña ;)

Un besazo