domingo, 9 de noviembre de 2008

El Pan Ajeno...

Cada vez que salía de vacaciones con mis tios, o bien cuando me invitaban de fin de semana alguna compañera de la escuela y regresaba a casa, diciendo cuanto había extrañado, la comida o mi cama, o bien alguna de esas cosas a las que nos acostumbramos y nos parecen normales, mi madre respondía con una frase:

"El pan ajeno hace al hijo bueno"
Este fin de semana que acaba de pasar, tuve que salir de forma algo imprevista, estaba de visita en casa Alejandra una amiga nuestra que había venido a pasar el fin de semana con nosotras. Lamente mucho no poder estar y disfrutar de su estancia.

Por la tarde del Domingo a mi regreso coincidentemente tanto lila como yo exclamamos al vernos.
"Cuanto te extrañe"

Me he encontrado con una lila, dulce, docil, dedicada, sumisa, mucho más entregada que de costumbre o al menos asi me lo ha parecido.

En ocasiones el separarse nos proporciona la facilidad de apreciar lo que tenemos.

AMANDA
Domina

5 comentarios:

samara{UC} dijo...

en verdad sí... ahora que he tenido el privilegio de ver a Jazia casi a diario, me ha caído de extraño no poder verle esta semana más que un día...

entiendo perfectamente lo que dices... pasa siempre!!!

mis respetos Señora y un beso a Su propiedad

Anónimo dijo...

Ufff. La verdad que esos días sin tu Señor (en este caso Señora) son muuuuuuuy duras :(

Pero cuando se echen de menos... piensen que para ustedes lo normal es estar juntas, viviendo en la misma casa, para otros muchos lo normal es vivir separados, y verse de vez en cuando.

Tienen muuucha suerte!

Una que no tiene tanta suerte...

lau
-Feliz a los pies de mi Dueño-

lau dijo...

Esa de arriba soy yo :D

Besitos.

lau
-Feliz a los pies de mi Dueño-

Mestre Auri dijo...

Impresionante la plasticidad de la imagen. Es increible de que forma la naturaleza ha trazado lineas tan perfectas, y como se abaten para mejor servir.
Saludos.

Milagros Sánchez dijo...

Querida Amanda:
Por aquí de nuevo disfrutando de este cálido espacio tan acogedor como siempre.
Por supuesto en esos tiempos de distancia es cuando mejor se reflexiona sobre el sentido que tiene en nuestras vidas la personita amada a la que la rutina y las prisas no la hacen tan interesante como cuando dejamos de estar a su lado.
El juego de la anterior entrada me pareció estupendo para dominar a Lila...ja,ja,ja,ja
Os mandamos besos multicolores para Lila y para ti!!!