domingo, 25 de noviembre de 2007

Conocimiento

No cabe duda que hay muchas cosas que me mueven como dominante. Cosas que están ocultas y que ya saldrán a flote o estaban ocultas a mi percepción de mi misma y que conforme me he adentrado, experimentado, saboreado en el ejercer mi lado dominante y más aun teniendo a alguien de una total entrega como mi perrita, salen a flote y repito me permiten conocerme más y disfrutar ampliamente de mi dominio sobre lila.
Por un lado esta ese lado egocéntrico que si bien sabia yo que lo llevaba dentro, nunca lo había percibido de forma tan clara y cuan intenso es. Realmente disfruto el sentirme amada, obedecida, necesitada, venerada.
Disfruto mucho también el saber que Ella confía en mi. Que sabe que no solo buscare su bienestar, si no que la defenderé de todo lo que me sea posible prever que pueda dañarla.
Disfruto –Aunque sea muy grande- de la responsabilidad que me ha entregado de guiarla, de someterla de Domar su carácter.
También he podido darme cuenta de que mi lado sádico tiene sus matices. Por un lado no soy capaz de lastimar por lastimar. Suena incongruente pero así es. No me gusta ver sufrir a nadie por sufrir. No disfruto castigando a lila. Como dicen las madres a los críos me duele mas a mi que a ella cuando debo hacerlo.
Disfruto las prácticas sádicas porque en primer lugar, se que es una forma de demostrarme su entrega, de hacerla sentir que me pertenece totalmente y que se que es una de las formas en que Ella le gusta y disfruta demostrármelo.
Mi lado sádico también contiene una parte egoísta, y es que en ocasiones funciona como un liberador de tensiones, de adrenalina. El ser Dominante y propietaria de lila me permite liberar todo eso cuando lo necesito. Pero lo enfoco como el que práctica artes marciales, libera esa energía con algo violento pero responsable y cuidadosamente. Y de igual modo se que la forma de sacar esos mismos sentimientos cuando los experimenta lila, es el darle dolor, es su forma de liberar su energía.
Como eso hay muchas otras cosas que como dije al principio van saliendo y me permiten ser mejor Dominante –creo yo—al conocerme mejor tanto en mi rol como persona y como dominante al saber cuales son las causas que motivan muchas de mis acciones
AMANDA

Domina

6 comentarios:

Tarha dijo...

La vida es como un viaje,cada vivencia,cada acto,cada anecdota nos cambia,nos hace mejores o peores segun el caso,y el BDSM no iba a ser distinto.En tu caso y en el de tu sierva,mejorais dia a dia,te haces en su compañia y con su entrega,mejor persona y por ende mejor Ama.Claro que no te gusta castigarla,a ningun Amo le gusta,pero como sabemos todos asi le demuestras que te preocupas por hacer de ella una mejor esclava,es decir que te importa ella,que no es una diversion,un entretenimiento.Besos.
Tarha

jade dijo...

Coincido sobre todo en el tema de liberar emociones y/o tensiones (casi acabo de tener una experiencia similar hace dos dias) y me hace mas consciente de que si es duro ser sumisa en ocasiones, tambien es muy duro y con mas carga de responsabilidad el otro lado, y es toda una suerte cuando ambos lados se complementan a ese nivel.

Un beso :)

chiquita dijo...

Me encantó el símil que usaste de las artes marciales, mejor imposible.

Besitos a lila y una rosa para Ti. chiquita

Milagros Sánchez dijo...

Seguirás descubriendo nuevas facetas de tu personalidad y conociéndote mejor, a media que vayas liberándote de tus propias limitaciones y aprendas a dominar a Lila, ella por su parte también aprenderá a saber el grado de satisfacción que necesita para liberar sus energías al someterse y esclavizarse como tu perrita obediente y confiada. Explicas muy bien como ese sometimiento de Lila, te llena de responsabilidad y orgullo.
Siempre es un placer reflexionar contigo y descubrir la realidad de lo que es una relación sado-maso en su verdadera dimensión.
Muchos besitos para vosotras de vuestra fiel amiga.

BELMAR dijo...

Y nunca has meditado o probado desarrollar tu lado masoquista??, algo debes tener del otro rol... o no??

Selene dijo...

Qué intenso Amanda... es una definición muy acertada de lo que significa en el fondo la dominación y supongo que no solo en tu caso sino en el de otros muchos dominantes será más o menos así ¿no?

Besos.