martes, 9 de agosto de 2011

LAS ROSAS

Como Ama, como Dueña tengo mi parte Morbosa o fetiche o usando el termino anglo Kinky. Mi parte sádica es también algo que esta presente de igual forma en el cada día de mi relación con mis esclavas. Parte de las rutinas que como ya he expresado en otros posts son cambiantes de tiempo en tiempo para evitar se acostumbren y evitar el aburrimiento así como para provocarles un estado y una conciencia de que siempre deben estar alertas de mis órdenes, deseos y gustos y de no olvidar que me pertenecen y son mis esclavas y que como tales su única meta debe ser el complacerme.
Esas rutinas me permiten no solo el educarlas si no también siendo honesta usarlas para dar rienda suelta a esos lados sádicos y lúdicos que tengo.

Muchas veces actúo educando pero otras por un simple placer personal. Para poner un ejemplo:
Quizás una de ellas en un momento dado olvide alguna de estas rutinas. Como el responder a algo sin el consabido Titulo como Señora o los que acostumbramos. Supongamos que pregunté algo tan simple como: ¿Hiciste lo que te ordené? Y su respuesta es: Si ya lo hice.
Mi respuesta muchas veces será tomarla con una mano por las mejillas acercarla a mi cara y decirle: ¡¡YA LO HICE ¿QUÉ?!!
Para que note que le falto empezar o acabar con mi título.
Si es educando quizás espere que de su respuesta y su disculpa.
Si en ese momento me sale el lado sádico quizás lo que haga es antes de que pueda responder darle una bofetada y decirle “Se dice Ya lo hice Señora”
O quizás para humillarla la tome con la otra mano del pelo y la obligue a quedar con la cabeza sobre el piso y obligarla a lamer mis zapatos mientras le digo que una esclava educada no responde de esa forma, que pensé que tenía una esclava educada y no una simple zorra. Que una mujerzuela se comporta de mejor forma que ella, Etc.
Todo esto para manifestar que en muchas ocasiones mis acciones como Domina, como Dueña de mis esclavas no me mueve su educación, o su crecimiento. Me mueve simplemente mi deseo de demostrar mi poder, o satisfacer mi sadismo o mi lado Kinky.
Me gusta disfrutar de su sexualidad, de poder controlar sus orgasmos, sus pudores, etc.
Me gusta el disfrutar de sus esfuerzos por cumplir bien cada que les pongo una prueba o una tarea. Todo eso es parte de mí como es de ellas el entregarme esos placeres.

Debo decir y creo que es entendible que muchas si no es que la mayoría de las sesiones improvisadas o planeadas son simplemente para satisfacer esos deseos míos mas que para educarlas.
De igual forma sus rutinas y tareas tienen una parte de las dos cosas educación y placer mío.

No puedo negar que por ejemplo puedo estar todo el día disfrutando del simple pensamiento de saber que lila o sandy están desarrollando sus trabajos o actividades con un plug anal colocado y el cual no pueden retirar hasta que yo lo haga. O como la ocasión en que le ordene a lila que chateara desnuda y sentada sobre un dildo que debía estar insertado en su vagina y avisar a quien chateaba con ella de que lo hacía en tales condiciones y alertada que leería sus conversaciones. Nada mas pensar en ello y como la estaba pasando me hizo estar todo el día excitada.
O como ver su turbación cuando fue a mi oficina e improvise una sesión de spank.
No puedo mentir y decir que no disfrute de su turbación cuando una vez que la azote y estaba ahí inclinada sobre mi escritorio con la falda levantada el culo rojo al aire y la tanga hecha una bola en su boca como mordaza puse el intercomunicador y le pedí a mi Asistente que me trajera unos documentos. Esos segundos entre la comunicación y el ir yo a la puerta para que no entrara aun los disfruto. O cuando en un taxi la hice comportarse como si fuera una golfa callejera a la que había contratado para tener relaciones y tuvo que comportarse como tal mientras en el taxi le acariciaba yo los senos y la entrepierna descaradamente. Este tipo de cosas si bien no dejan de ser educativos y hacerla crecer en su entrega la mayor parte de las veces es un efecto secundario. La razón principal para hacerlas es simplemente porque yo disfruto de ellas y por supuesto que valoro su entrega y sumisión y Ella en el fondo también las disfruta al saber que me da placer y me complace y que valoro y aprecio lo que hace por mí.
Este fin de semana me di el gusto de tener una sesión con mis dos perritas de esas por tener solo el gusto de disfrutar de ellas.
El sábado después de comer sandy y lila hacían sus tareas cuando tocaron a la puerta por lo que le ordené a lila que atendiera Al abrir se encontró con un mensajero que traía dos cajas con rosas rojas. Una para lila y otra para Sandy
Firmo el recibo le dio unas monedas y ante la mirada y la pregunta mía y de Sandy respecto de que quien las enviaba dijo que no sabía.
Al buscar ambas cajas traían una tarjeta con las letras SF.
Ante mi pregunta a las dos de que quién era quién mandaba las flores respondieron ambas que no sabían.
-¿Cómo que no saben?-
Ambas dijeron desconocer quién las enviaba y el motivo.
Ordene las pusieran en agua y a lila que terminara de poner el agua en la tina para mi baño.
Cuando mi baño estuvo preparado lila me aviso y le pedí que me ayudara a bañarme y que le pidiera a Sandy que la auxiliara.
Mientras me desnudaba volví a preguntarles sobre quien había enviado las flores y repitieron que desconocían la respuesta.
Le ordene a lila que desnudara a Sandy y a Sandy que hiciera lo propio con lila. Una vez que las dos estuvieron desnudas, pedí a lila que terminara de desnudarme.
Terminada su labor con su Ama. Les pedí que esperaran. Fui por unas cosas y regrese al cuarto de baño.
Les informe que no deseaba castigarlas pero debían decirme quien les había enviado las rosas, que ya había llamado a l florería y sabia quien había sido.
Lila siempre un poco más rebelde respondió que si sabia pues les dijera porque ellas no tenían ni idea.
-Bien ya les refrescaré la memoria- dije
Sandy empezó decir que era verdad que no sabían por lo que tuve que callarla y prohibirle hablar.
Le ordene a Sandy se sentara sobre un banquillo que está en el cuarto de baño con las nalgas en la orilla del mismo.
Fui por las rosas que estaban en los floreros.
Abrí las piernas de Sandy con mis manos, coloque uno de los ramos de las rosas entre sus muslos e hice que cerrara nuevamente las piernas sostenido las flores.
Cuando sintió las espinas clavarse en la parte interna de sus muslos lanzo unos pequeños gemidos de dolor que acabaron de encender mi lado sádico.
Tomé una Ball Gag y se la coloque a lila en la boca. Me encanta verla como abre los ojos cuando desea expresar algo y la mordaza se lo impide.
Les ordene que levantaran los brazos y pusieran las manos en la nuca. Y a lila que separara bien las piernas. Tome una rosa del otro ramo y empecé a deslizar la flor por el cuerpo de lila. Cuando hube recorrido su cuerpo con la rosa tome la flor entre mis dedos y la restregué en la nariz de lila.
-Bien perritas ya que les mandan flores Van a disfrutarlas.
Tomé una de las rosa de entre los muslos de Sandy. Para eso le ordene que abriera tan solo un poco las piernas para tomarla y las volviera a cerrar fuertemente. No pudo evitar el darme un Hayyy de dolor y una lagrima de sus ojos cuando nuevamente las espinas se clavaron en sus muslos.
Recorrí con ella el cuerpo de lila excitándola al acariciarla con la misma. Mientras lo hacía coloque una buena cantidad de esencia de rosas en el agua de la bañera. Al terminar el recorrido de la rosa, nuevamente tome la flor entre mis dedos y la aplaste en uno de los senos de lila restregándola en el. Repetí la operación varias veces. Restregué otra en el otro seno y una más en su pubis y clítoris. Los muslos blancos de Sandy mostraban unos lindos rasguños.
Deje un momento las caricias a lila con las rosas y acaricie a Sandy con ternura, lamiendo las lágrimas que brotaron de sus ojos. Tome una nueva rosa de entre los muslos de sandy, corte el tallo a una medida adecuada y retire las espinas. Empecé a excitar a lila. Cuando estuvo lo suficientemente húmeda, la penetre con mis dedos. Los saque y volví a penetrarla pero esta vez a mi dedo índice lo acompaño el tallo de la rosa que había preparado. Saque mi índice dejando la rosa adornando la entrepierna de lila. Sin embargo no estaba satisfecha. Saque la rosa y tomé otras dos de entre los muslos de Sandy.
Abrí los labios de la vulva de lila y coloque una de las rosas entre ellos. Sentí como lila se encogió ante el dolor que adivino cuando se dio cuenta de mis intenciones.
No me gustaba como se veía, al tener lila las piernas abiertas no se sostenía. La retire solo para volverlas a colocar pero esta vez cerré sus labios con un par de pinzas. Me coloque a las espalda de lila y con mis manos abrí sus glúteos, coloque la otra rosa entre ellos y los cerré. Asegurando que no se abrieran con un poco de cinta de ducto que coloque para ello.
Ordene a sandy que abriera las piernas tome las rosas y las deposite a un lado. Le ordene a Sandy se pusiera de pie junto a lila. Tome una rosa y la coloque entre sus dos pechos, di una vuelta alrededor de ellos con la cinta de ducto apretándolos contra la rosa. Nuevos Hayy, nuevas lágrimas de la cachorra.
Tome las rosas restantes y las del otro florero arrojándolas al agua de la tina del baño.
Di una vuelta alrededor de mis dos floreros deleitándome de lo bellamente que se veían.
-Bien perritas ¿me dirán quien les envió las Rosas?-
La cachorra de inmediato repitió que no sabía, que no tenía idea siquiera quien habría sido.
Lila articulo algo y movió la cabeza de lado a lado negando.
-Bien así que no saben-
Tome unas cuantas de las rosas que estaban en el agua y empecé a azotarlas con ellas. Cuando las rosas se rompieron volví a preguntar. Vuelta a negar y vuelta a los azotes. Esto se repitió hasta que no quedaron mas rosas. Mis floreros habían perdido sus rosas y solo sostenían los tallos de las mismas.
Me acerque a Sandy y volví a preguntarle. Volvió a negar todo y pidió que le creyera, que si sabía Yo quien las había mandado le dijera, que no mentía. Su carita estaba llena de lágrimas, manchada por el rimmel corrido. Despegue con cuidado la cinta de ducto libere sus pechos y saque con cuidado de entre ellos el tallo de la rosa. Le di permiso de bajar los brazos y manos lea abrace y le dije al oído que le creía que todo estaba bien. Le ordene sentarse en el piso y esperar.
-Bien lila, creo que es hora de que digas quien envió esas rosas.-
Mientras le decía lo anterior le quitaba la mordaza.
-No lo sé, si supiera se lo habría dicho, pero no lo sé-
-MMM bien lila-
Despegue la cinta que unía sus glúteos y abriéndolos extraje con cuidado el tallo que estaba entre ellos. A continuación retire la pinza que cerraba sus labios vaginales, abrí estos con mis dedos y con cuidado retire el último tallo.
La abrace le dije que sabía que decía la verdad y que no había problema.
-Ahora perritas quiero que acaben de preparar mi baño. Recojan todos los pétalos que encuentren y pónganlos en el agua de la tina.
Cuando terminaron su labor les dije:
-Bien perritas a la tina, quiero que se revisen bien una a la otra y vean que o quede ninguna espina enterrada. Quédense un buen rato en el agua. Si se enfría pueden poner más agua caliente. Pueden jugar si lo desean se lo han ganado. Regreso en un rato.-
45 minutos más tarde regrese con un par de toallas, las arrope y las lleve a mi recamara. Las frote con loción de rosas, y después les dije que se acostaran a mi lado, que estaba cansada y ellas más y quería dormir un rato con ellas.
Cuando se quedaron dormidas me levante y fui a arreglar la última sorpresa del día, puse la mesa para tres, dos velas aromáticas y sobre cada servicio una rosa que había reservado.
Prepare la cena y cuando estuvo lista y servida fui a despertarlas.
Cenamos las tres y les confesé que la que había mandado las rosas era Yo. Y De igual modo la historia de las letras de la tarjeta.
Cuando terminamos nos fuimos a dormir las tres juntas.
AMANDA


Domina

5 comentarios:

FRONK dijo...

Hummmmmmmmmmmm.....que precioso detalle, para con tus sumisas, mi bella Amanda..........me ha fascinado tu relato, y tu morbosidad, y me hace sentir halagado, de tenerte entre mis amistades...........un beso.

Gea dijo...

Es usted una gran escritora Lady Amanda, y una Ama creativa y morbosa, sin duda sus sumisas estaran satisfechas. Por supuesto me quedo por aquí. Besos.

Sweet dijo...

Leí el post en el blog de lila y ahora aquí...
Es fascinante tener ambas versiones en una redacción que transporta al lugar.
Ya las leía desde antes, pero recién sigo el blog y espero siempre volver.
Cariños.
:)

Ama Vainilla Oscura dijo...

Hola amiga

Me alegra que de nuevo tengas a las dos, es un buen regalo y un disfrute de el.

Una mujer es una rosa preciosa y la mejor combinación son dos, tienes suerte de tenerlas y de que te sean tan fieles.

Me alegra veros bien, espero que la sorpresa al terminar el día les gustara y la disfrutaran tanto como tu, ahora voy a leer a lilanegra.

Un besito de vainilla.

amante lesbiano (nuba) dijo...

Esas espinas clavadas, esos ayes, buf! Quién tuviera una Dueña como Usted. Mis respetos con un beso.