domingo, 25 de octubre de 2009

Gracias


En ocasiones la vida nos da ocasión de poder valorar lo que tenemos y que con las rutinas nos olvidamos cuan importantes son. Una de Ellas es la slud, otra el amor y otra más la amistad.
En las últimas semanas me ha dado a mi esa oportunidad de darme cuenta y de valorar lo afortunada que soy.
Un problema de salud, genero un accidente y si bien no voy hablar de esas cosas, si lo hare de lo que sus consecuencias me llevaron a valorar.

Antes que nada, valorar la salud. Todo lo pasado me ha hecho darme cuenta que la enfermedad y/o los accidentes no respetan nada ni a nadie. No debemos descuidar la salud, ni pensar que por ser jóvenes, viejos, hombres, mujeres, niños, no nos sucederá o no enfermaremos. No hay nada más valioso que la salud.

Aprendí a valorar el amor materno y paterno en toda su extensión. Soy afortunada de tener los padres que tengo. Unos padres de los que me olvido en ocasiones pensando que siempre estarán ahí y que efectivamente están ahí para correr a ayudar y proteger a su hija, sin importar nada, dejando todo de inmediato para correr al lado de su “pequeña”, no importando si esta durante semanas o meses no ha sido capaz de darse el tiempo necesario para dedicarles una horas o unos días con pretextos como el exceso de trabajo.

Aprendí a valorar el amor de mi pareja, a quien no importaba hora, sueño, cansancio y debía ser obligada a ir a descansar un poco por no querer separarse un momento de su amada.

LILA Gracias por tu amor, que me entregas día a día. No tengo con que pagarlo.

Del valor de la amistad y el afecto que nos brindan los amigos verdaderos sin esperar nada, sin necesidad de pedirles nada.

SANDRA. Gracias por esa amistad, por ese apoyo a LILA y a Mi en estos días, por hacerte cargo de todas esa pequeñas y grandes cosas que forman parte de nuestra vida diaria, para que no tuviéramos que preocuparnos por ellas. Gracias por ser ese Ángel que nos cuidas a ambas.

ALEJANDRA. Gracias por tu apoyo, por ese cariño tan especial que nos tienes y por los regaños también.

AMANDA

3 comentarios:

Selket dijo...

Pues me alegro de que estés bien ya. Momentos así son los que nos hacen apreciar esas cosas que terminamos dando por sentadas y que en realidad son las más importantes de nuestra vida.

Tienes suerte de estar tan bien rodeada de gente que te quiere.

Besos.

jade dijo...

Ese es el maravilloso poder que nos ofrece la vida... aprender lo que realmente es importante de la misma y poder corresponder en la medida de lo posible ;)

Un beso y me alegro que estés mejor :)

flordelis {SAA} dijo...

Me alegra enormemente que te encuentres bien.
lamento que hayas pasado un mal trance
Felicidades por gozar de tan buena compañìa
Mis mejores deseos para todos ustedes
Un beso grande para vos y tu esclava de flordelis{SAA}