sábado, 7 de junio de 2008

Necesidades


Me han preguntado el porque cambio muchas de mis ordenes de control. Hay quien piensa que si por ejemplo se ha establecido una rutina de control respecto a horarios de dormir o bien de necesidades corporales, etc. al tiempo esta deje de requerirse o bien sea cambiada por otra nueva.
Para mi lo más importante no es llegar a hacer un robot de mi esclava. Si bien hay algunas rutinas que son indispensables y todos las tenemos otras no lo son. Y precisamente estas son las que al cambiarlas propician que exista una variedad en la relación y evita caer precisamente en que se haga rutinaria. Creo que una esclava por sus propios sentimientos internos necesita sentirse controlada, observada, pendiente del juicio y de la aprobación de su dueño. Cuando una medida de control se vuelve rutinaria pasa a hacerse una tarea más. Como decía antes hay rutinas que son buenas y necesarias, pero debemos cuidar que no acaben convirtiendo a la esclava en un objeto, o como decía en un robot. Creo que hay que proporcionarle estímulos que la hagan sentirse viva y que su dueño esta al pendiente de todo lo que haga. Creo que si en un momento dado ya tiene casi de forma inconsciente dominado una acción es momento de agregar otra o bien cambiar alguna por otra nueva. Si las cambio en vez de solo agregar una más es porque creo que debe tenerse en cuenta que no es sano el cargar con demasiadas cosas la espalda de la esclava.
Es por eso que me gusta cambiar las medidas de control de lila. A veces serán controles sobre sus tareas diarias en casa, a veces sobre el desempeño en su trabajo, otras sobre su arreglo personal, otras sobre su sexualidad y placer, sobre sus relaciones sociales, e incluso muchas sobre su salud y bienestar. Siendo tan grande el mundo de actividades en que se desenvuelve la esclava pues hay mucho de donde variar y evitar caer en rutinas.
Su sentimiento de esclavitud la hace tener necesidad de sentirse dominada, de sentirse sometida a mi voluntad, a mis deseos a mis necesidades. Le hace sentir la necesidad de ser guiada y de sentirse protegida por Mi. La forma de proporcionarle ese sentimiento de guía, de protección es mediante el control. Ella sabe que su dueña aunque no este presente, esta al pendiente de Ella y de sus acciones y desempeño. Sabe que en cualquier momento puede ser requerida para dar alguna explicación, o bien para desarrollar alguna acción. Este sentimiento de omnipresencia de su Dueña al lado de ella, le brinda ese sentimiento de seguridad que necesita.
Los controles no son solo caprichos de Dueña llevan una serie de razones. Como las anteriormente explicadas ademas de buscar la superación tanto mia como Dominante como la de la esclava.

AMANDA

Domina

9 comentarios:

Tarha dijo...

Es perfectamente logico el ir modificando o alterando un tanto la rutina de una esclava,sino se corre como dices el riesgo de caer en la apatia,y que la orden por habitual pierda todo sentido,ya no se cumple por ser una orden sino por ser lo rutinario.
Como tu soy partidario de irlas modificando.Ademas de evitar la rutina se consigue que ante la necesidad de estar siempre pendiente del que,como y cuando hacer se sienta continuamente como una propiedad mas de su Am@.
Besos.
Tarha.

BELMAR dijo...

Viendo la foto y leyendo el texto, imagino como lila espera ansiosa ser dominada, como se entrega a tus caprichos y como el cambio de las rutinas puede generar incertidumbre en tu sumisa...

lily{GDV} dijo...

Señora, hace poco que La leo, y me gusta mucho la forma en que adiestra a Su esclava... seguiré pasando por aquí, si no Le importa :)

Mis respetos

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

esta bueno ir cambiando para no aburrirse o solo para cambiar o para desconcertar y que obedezcan

me gusto tu blog
te invito a conocer el mio

saludos y besos

naturline dijo...

Interesante blog, te doy mi enhorabuena, muy interesante e instructivo, con rigor y seriedad, me ha excitado y conmovido este post. Gracias.

FRONK dijo...

Es cierto lo que dices, bella Amanda, es importante no caer en la rutina, y tu sabras darle esos toques, para que cada dia sea diferente.

Saludos.

anitaK[SW] dijo...

Señora, siempre es un placer leerla y aprender de sus escritos y experiencias.
Mis respetos de siempre,

anitaK[SW]

Milagros Sánchez dijo...

Paso a dejaros saludos y os invito a visitar mi blog ya actualizado.
Discúlpame que en esta ocasión no disponga de tiempo para comentar tu entrada.
Besos multicolores

perra silvia {T} dijo...

Desde mi posicion de esclava solo decirle que estoy totalmente de acuerdo con lo que dice y conesa manera de actuar. La rutina es lo epor que puede existir para una esclava y seguramente para un Amo/a