domingo, 20 de enero de 2008

Privilegios


Quiero tocar el tema de como veo yo los privilegios de mi esclava.
Debo partir del punto de que no tiene ningun derecho, ya que renuncio a ellos al aceptar mi collar como mi esclava.
Hay quien opina que tiene el derecho a que la cuide, a que la mantenga, a que vele por ella y su seguridad, a que vea por su salud, etc. Eso yo no lo considero como derechos de la esclava, considero que son mis obligaciones porque yo asi lo exprese y me comprometi a hacerlo.
lila como mi esclava que es no tiene ningun derecho. Si bien no puedo decir que es una cosa como el televisor, si puedo equipararla guardando las proporciones, con una mascota, como es Satanas mi gato. Al ser mia yo decido de que privilegios goza. Cuales, cuantos y cuando, puede tenerlos, dependerá exclusivamente de mi como su dueña que soy. Es logico que si tiene un comportamiento bueno sea mas fácil el que se los otorgue o mejor dicho sera mas fácil que este yo, con animo dispuesto a otorgarselos. Pero de igual forma en el momento que yo decida aun sin haber causa de por medio se los puedo retirar.
Creo que los privilegios y su concesion, su condicionamiento y su retiro de la vida de la esclava son un buen elemento para su doma y su entrenamiento.
De cuando en cuando hay que dar algunos y quitar otros, con el fin de que tome conciencia de su condicion de esclava.
He visto que normalmente cuando se cambian estos privilegios hay un pequeño deconcierto y desajuste en el comportamiento, pero este pronto regresa a la normalidad en unos pocos dias.
De igual forma los privilegios pueden ser usados como premios y no digo como castigos si no como llamadas de atencion hacia ciertos comportamientos o ciertas actitudes o acciones.
Una de las cosa que más trabajo me cuestan y mas empeño pongo en ello, es en hacer notar y hacer entender a lila que todo lo que se le da es un privilegio. Y al decir todo es todo. Lo mismo es una azotaina, que el permitirle sentarse en la mesa, darle placer, o algun gusto.
El mayor de sus privilegios es el que sea MI esclava.
Todo esto no quiere decir que no la quiera o no reconozca su entrega. Eso es otra cosa y otro tema.

AMANDA
Domina

3 comentarios:

Tarha dijo...

Asi es,si.Los privilegios,no confundir como otros con los premios,son todo lo que el Am@ otorga,da y/o hace con su esclav@,efectivamente.
Tarha.

Milagros Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo, no puede tener privilegios desde el mismo instante de aceptar tu collar de esclava.
Será conveniente que Lila comprenda esa diferencia entre privilegios y premios, porque no son ni mucho menos lo mismo.
Lo demás lo dejas muy claro y bien explicado.
Muchosssss besitosss arco iris para vosotras, que ya sabéis que os quiero mucho.

Anónimo dijo...

Muy buenas Amanda;

Tengo una curiosidad, ¿sus blogs (el blog de Lila) son de tu propiedad o la pertenencia de ellos es un privilegio que tiene?

Te he leído en alguna ocasión hablar sobre lo importante en la conciencia de Lila de que nada de lo que tiene es suyo.

Me he fijado que en el apartado que incluye los blogs que tiene cada una, en tu caso viene el tuyo y los de ella, y en el caso de Lila, solo los de ella.

Mi interpretación, puede ser de inexperta, ha sido: sus blogs son míos, y los de ella siguen siendo de ella.

Como un niño con su juguete, la mama se lo puede quitar una temporada, puede hacer prescindir de él una temporada o reducir... pero el juguete seguirá siendo del niño.

Y más en el caso de los blogs o diarios donde muchas personas dejamos de darle tanta importancia a las pertenencias físicas, para revalorizar o idealizar este tipo de cosas, un pensamiento, una reflexión, fantasias, sueños... ¿y donde viene reflejado esto?

Nada, solo reflexionaba... quizás es un paso muy largo, yo no soy dominante, soy más bien sumisa.

Un saludo;
cris