lunes, 15 de octubre de 2007

Cinturón ¿Si o No?


A raíz de ciertos comentarios expuestos en el blog de mi esclava, he estado inquieta y retomando la idea que tenia desde hace tiempo sobre un cinturón de castidad. Esta idea rondo por mi mente cuando lila era simplemente mi sumisa y no vivíamos juntas y yo debía viajar continuamente. Una cosa que me atrae sobre manera como Domina es el poder controlar la sexualidad de mi esclava. Hay mucho camino por delante aun para poder decir que tengo el control total de lila. Si bien se esfuerza y hace de su entrega algo maravilloso, cada día debo exigirle un poco más. Hay cosas que habrá que andar hasta conseguir controlar su actuar de forma total. Quizá sea una utopía pero espero poco a poco ir controlando sus instintos primarios. Hoy un poco su sexualidad, mañana su alimentación, después sus funciones corporales, como el orinar y defecar, el sueño, etc.
Estos días le estoy dando una probada de castidad. No es difícil estar sin darse placer o sin tener relaciones, muchas personas lo hacen por meses incluso. Lo difícil es estar expuesta a toda esa carga de deseos y excitaciones y que sea capaz de controlarse. Es una forma de hacerle entender que al ser mía lo es de forma total, tan total que hasta su sexo y su placer me pertenecen y yo sabré el como cuando y en donde me serán útiles.
Es posible que tenga que salir fuera por espacio de unos días, y pienso que quizá la idea del cinturón de castidad pudiera funcionar en dos aspectos. Tener la seguridad que no se dará placer y el que le recordara que no puede hacerlo. He estado viendo varios modelos, y existen de diferentes tipos, me gustan unos que parecen tanga de hilo dental, el hilo es un cable de acero recubierto de plástico, lo que permite en un momento dado el que vaya al servicio y de alguna forma puede darle aseo a la hora de ducharse sin necesidad de retirarlo, El inconveniente es que puede jugar con su ano, al igual que el que tiene dos cadenas en la parte posterior dejando el ano completamente libre. Los buenos y realmente hechos por profesionales son algo más caros que los de los hombres ya que rondan entre los 500 y 600 Euros, los mas comerciales y hasta 1000 Euros los hechos a mano y expresamente a las medidas de quien lo usara. En contra me detiene un aspecto muy importante desde mi punto de vista que hace contrapeso a mis ganas de implementárselo. Es la confianza, siento que en un momento dado puede sentir que no confío en Ella. Ya en una ocasión cuando solo era mi sumisa sucedió que se dio placer sin permiso y sin preguntar cuando llegue de viaje a verla me lo confeso.
Tengo que pensarlo detenidamente.

Hay tantos modelos jajaja

Este es el link de donde baje las fotos.










9 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Pienso que lo debéis hablar seriamente, porque es necesario que tengáis entre vosotras la suficiente confianza y ganas de probarlo.
El modelo de cinturón supongo que el que está hecho a mano es el mejor, pero antes que elegir el modelo hay que tener claro que ni tú ni Lila debéis desconfiar la una de la otra y os lo tomáis como un nuevo reto en vuestra relación de dominio y entrega.
Muchas gracias a vosotras por tenerme al ladito de vuestros corazones, yo sabéis que también os quiero muchísimo.
Besitos para vosotras!!

Tarha dijo...

Querida amiga,decididamente si es por desconfianza siempre sera mejor no comprarlo.
El motivo del uso del cinturon a de ser,a mi modo de ver,no para obligarla a la castidad,sino para recordarla y hacerle tener siempre presente a quien pertenece y a quien se entrega por completo,y que asi siempre te lleve en su mente.
Por cierto me gusta el segundo.
Besos.
Tarha.

Thai dijo...

Vengo a agradecerle su visita y me encuentro con algo muy sugerente.......Que bueno que un Amo esté tan pendiente y se preocupe tanto.... Seguro que Lila se verá muy bonita con alguno de ellos puesto.

Besitos a las dos.

Thai

Cosita {R} dijo...

Hola Amanda!

No veo que problema hay en que ella lleve un cinturón de castidad. Yo soy sumiso y me encanta que mi Ama haga conmigo lo que quiera, mi deseo es la entrega, es algo que yo le pido, y es algo consensuado, ni se me pasa por la cabeza considerarla una desconfiada!. Si Lila es sumisa le debería agradar la idea ¿no?

El problema de estos aparatos es que son muy caro y pueden acabar en el armario por ser incómodos, peligrosos para la higiene personal, o incapaces de evitar el orgasmo.

Estos aparatos se inventaron para evitar el coito, y fueron muy útiles en el pasado para evitar que las esposas fueran violadas cuando sus maridos se iban a la guerra, pero lo que no se puede evitar es la estimulación del clítoris, y por tanto el orgasmo.

No quiero desanimar pero tengo la impresión (aunque solo es un presentimiento) de que no es bueno para la salud llevarlo más de un día, en cualquier caso es un riesgo que yo no asumiría.

Se me acaba de ocurrir que si la sumisa está depilada se le podría poner esparadrapo sobre el clítoris, lo que haría mas insensible la zona, y para quitarlo bastaría agua y mucho jabón íntimo. Por otro lado si se firma en él se puede evitar que la sumisa se lo quite, y luego ponga otro nuevo como si no hubiera pasado nada.
No es una sugerencia muy sofisticada pero por lo menos es económica.

Se me ocurre también que si a una sumisa no le preocupa demasiado ser castigada por sus deslices, es porque no conoce la parte que raspa del belcro. Una tira adhesiva puesta por la parte rugosa a modo de compresa puede hacerle recordar que no debe desobedecer. Se le puede sacar mucha utilidad al belcro, es un castigo barato y fácil de revisar.
Ya me he enrollado…

Un abrazo!

Agua & Fuego dijo...

Una breve incursión, para agreadeceos el paso por nuestro blog...
Un cordial saludo desde las llamas, LicáTropo.

Anónimo dijo...

Para mi, el "cinturon de castidad" tal y como se ve en las fotos, no es mas que un simple objeto de fantasia, de utileria y, lo menos que es, es el ser idóneo para evitar la masturbacion y el orgasmo.
Como dice cosita (r) hay otras formas, menos sofisticadas de evitar que lila se toque, si lo sabré yo..., que nos ayudan y cumplen con la finalidad del cinturon.
Como esclava que tambien soy, pienso que lila desea la imposicion de un "cinturon" , pero no porque realmente éste garantice su abstinencia, sino porque su uso es una forma mas de saberse controlada y dominada, y eso es lo que ella quiere sentir. Como Usted lo dice, la abstinencia, con o sin cinturon (sofisticado o no), es una forma de hacernos entender que nuestro sexo no nos pertenece y eso es control, dominio sobre lila, que es lo que ella clama y desea.
Si decide imponerle el uso del cinturon, por el breve o mucho tiempo que sea, lo menos que lila va a pensar es que es por desconfianza.
Mis respetos para Usted Amanda.

Anónimo dijo...

P.D. Ups... Amanda, lo que ha dicho cosita(r), de llevar la parte rugosa del belcro a modo de compresa ... como que iria bien como castigo, no?
...lila,solo reflexiono sobre lo que dijo cosita (r). Si te castigaran asi alguna vez, recuerdalo a él, no a mi. jajaja.
Te quiero lila. Tambien a Usted Amanda.

BELMAR dijo...

modelos para todos los gustos... habrá que convinarlos con la ropa! jeje

;)

Rita Versa dijo...

Te puedes lavar mientras lo llevas puesto? Durante cuanto tiempo seguido puedes llevarlo sin sacarlo?